logo

Home Aniversario de federadas
Aniversario de Federadas
PDF Imprimir E-mail

142 AÑOS DE VIDA 
 
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA MUTUALISTA Y CULTURAL DE CARMEN DE PATAGONES
 
 
 

¿Por qué maragatos?

El gallego Basilio Villarino fue el primer español en reconocer la región en 1779. Ese mismo 22 de febrero, Antonio y Francisco de Viedma fundan el fuerte Nuestra Señora del Carmen de Patagones en honor a su patrona y a los aborígenes que habitaban la región. Pero el asentamiento estaba destinado a permanecer en pie muy poco tiempo y ante las inundaciones, se ven obligados a realizar un nuevo emplazamiento pero en la otra margen del río, y es así que nace la ciudad que hoy conocemos como Carmen de Patagones.

Con un clima hostil y la amenaza indígena, se hacía muy difícil mantener un fortín en pie, por lo tanto, la Corona favoreció la inmigración de familias hacia esta zona entregando tierras en propiedad, herramientas de labranza y pasaje gratis. Aún así, los pocos españoles que se atrevían a realizar tamaña empresa, al poco tiempo decidían volverse hacia Montevideo o a Buenos Aires, donde los peligros eran mucho menores y el nivel de vida más alto.

En 1780, 24 personas españolas (entre ellos gallegos, maragatos, zamoranos, salamanquinos, vascos, leoneses, valencianos y castellanos) arriban a la ciudad. Es debido a la importancia que tuvieron los maragatos provenientes de un reducto moro católico de León, que se pasó a denominar a los nacidos en Carmen de Patagones como maragatos. En honor de estos primeros españoles, un diario de General Roca nos recuerda: “aquellos españoles trabajaron con sacrificio e hidalguía; más de una vez vieron sus riquezas ganaderas arrasadas y sus campos incendiados, a veces sus mujeres y sus hijos cautivos o muertos en el enfrentamiento con los indios maloneros”.

 

Comienzos de la Asociación.

El 2 de octubre de 1875, la numerosa comunidad española de Patagones decide fundar una Asociación de Socorros Mutuos, convirtiéndose en la segunda del país después de Buenos Aires. Al igual que ésta, sus fines eran muy diversos:

1.      “Crear un fondo común destinado a socorrer a sus asociados en los casos de enfermedad y sus consecuencias.

2.      Proteger a sus adeptos en particular y a los españoles en general, buscándoles trabajo y ayudándoles en cualquier caso extraordinario, prestándoles la fuerza moral que esta Sociedad puede tener.

3.      Entra en sus fines la reunión del esfuerzo del total o parte de los asociados para conseguir lo que sea plausible y de mutua utilidad.

4.      Establecer cuando los recursos de la Sociedad lo permitan, clases nocturnas de educación para los asociados y sus hijos.

5.      Plantear un salón destinado a enfermería, en el que pueda asistirse a los asociados.”.

La primera Comisión Directiva estaba integrada por: José Galzusta, presidente; Pablo Mases, vicepresidente; Doroteo Galzusta, tesorero; José María Blasco, Venancio Miguelesna, Ricardo Martínez, Emilio Elíces Rodríguez, Ciriaco Echepare, Francisco Echave, Aniceto Fuertes y Fermín Fernández, vocales; Marcial Zubiri Fernández, secretario.

En los primeros tiempos, los asociados no sólo pertenecían a la ciudad de Carmen de Patagones, sino que también nucleaba a españoles de Viedma, General Roca, Choele Choel y otros asentamientos de la provincia de Río Negro, hasta que posteriormente, estas subcomisiones se convirtieron en Asociaciones independientes.

 

El edificio social.

Las dificultades económicas demoraron la concreción del sueño de la sede propia. Diez años debieron pasar hasta que en un remate público, la Asociación adquirió la casa del Sr. José Aspillaga, donde se estableció el edificio social. En 1888 se construyó un salón, denominado “Dos de Mayo” que, ampliado posteriormente, puede albergar a 300 personas.

En 1919 se adquirieron nuevos terrenos, en los cuales se construyó el “Teatro España”, la Biblioteca Popular Cervantes y la nueva Secretaría, merced a la venta de acciones a los asociados.

Las instalaciones fueron continuamente ampliadas y refaccionadas, al mismo tiempo se construían nuevas como la cancha de pelota en 1942, un patio cerrado, diez cocheras y dos salones en la década de 1960, entre otras.

Ya sean las mejoras o las nuevas construcciones, tales emprendimientos fueron posibles gracias al aporte pecuniario de los miembros de la Comisión Directiva, que generosamente aportaron tanto sus ahorros como su tiempo y trabajo.

 

Actividad mutualista.

 

El objetivo que núcleo a esos tenaces españoles a la hora de formar la Asociación Española fue el socorro mutuo.

A pesar de los escasos recursos con los que contaba la Asociación, provenientes de las cuotas de los asociados, se llevó adelante una importante actividad mutualista y de beneficencia: atención médica, asistencia farmacéutica, rescate de españoles cautivos (en manos indígenas), costeo de sepelio y acceso al Panteón construido por la Asociación.

Al incrementarse los ingresos, las prestaciones se ampliaron con la contratación de médicos con distintas especialidades, farmacéuticos, y brindando en servicio de enfermería.

Con la formación de la Federación Regional de Sociedades Españolas de Bahía Blanca y la afiliación de la Sociedad de Carmen de Patagones, los asociados fueron beneficiados con los servicios que brinda el Hospital Regional Español de Bahía Blanca y el Hospital Español de Buenos Aires.

A su vez, en numerosas oportunidades se organizaron colectas para socorrer a damnificados por inundaciones o guerras. Entre ellas podemos destacar la colecta organizada con motivo de las inundaciones en las provincias de Valencia, Toledo y Almería en 1891; para los voluntarios en la guerra con Cuba (1895), para los heridos y familiares de los muertos en la guerra de Melilla (1909), y para las víctimas del terremoto de San Juan en 1944.

Romerías Españolas.

 

Al igual que en tantas otras ciudades, en Carmen de Patagones también se llevaron a cabo las Romerías Españolas, en las cuales los españoles y sus hijos americanos, podían recuperar sus tradiciones, divertirse, encontrarse con sus compatriotas, afianzar los lazos que muchas veces por las actividades cotidianas son desplazados a un segundo plano.

La primera Romería se remonta a 1889. Siempre se llevaron adelante en el mes de diciembre, con una duración de tres días. Lo recaudado se destinaba a sociedades filantrópicas y a diferentes actividades asistenciales.

Participaba en los festejos una orquesta que interpretaba temas de las diferentes provincias españolas y que anunciaba el comienzo de la Romería con un desfile que partía de la sede social a la mañana del primer día. Asimismo, había fuegos artificiales, bailes, desfiles. Conjuntamente, se realizaba una misa en honor de la patrona de España.

 

Actividad cultural

Junto a la intensa actividad mutualista, la Asociación llevó a cabo una importante actividad cultural. El primer teatro que edificó la Asociación, denominado 2 de Mayo en homenaje a la heroica fecha de 1808, abrió sus puertas en 1896. Pero cuatro años más tarde, después de varios proyectos frustrados, se procedió a la construcción de un nuevo complejo: el cine-teatro España.

En 1992 el cine-teatro España fue transferido a la Municipalidad, en cuyas manos fue refaccionado. De tal manera, la sala recuperó su belleza original y pudo ser disfrutado por toda la comunidad. Así lo informaba el periódico La Nueva Provincia: “El municipio lo destinará a las actividades y manifestaciones de carácter cultural. La sala será para uso de la dirección de Cultura exclusivamente para la realización de espectáculos, proyecciones y cualquier otra actividad relacionada con manifestaciones culturales”.

La fructífera Asociación de Carmen de Patagones también erigió la Biblioteca Popular Cervantes, donde se encuentran más de 11.000 ejemplares, y a la cual cualquier ciudadano mayor de 12 años puede ir a consultar el material, y los asociados pueden retirarlo. Asimismo, la biblioteca brinda acceso a los principales periódicos de principios de siglo, como “El correo de España”, “La Prensa”, “El Imparcial”, “Madrid cómico”, y las revistas “Blanco y Negro” y  “La Ilustración Española y Americana”.

Esta biblioteca se mantiene merced a las donaciones del Gobierno de España y de organismos civiles, políticos y militares provinciales y nacionales.

 

 
« InicioPrev123PróximoFin »

Página 3 de 3

XHTML and CSS.

Hosting Compumonte