Imprimir

EL 21 DE ABRIL
 
 
129 AÑOS DE VIDA DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE SM DE ADOLFO ALSINA - CARHUÉ

 
 
El 21 de abril de 1889, un importante y pujante grupo de españoles, movidos por el bien común, decidieron fundar la Sociedad Española de Socorros Mutuos de Adolfo Alsina, en la ciudad de Carhué, dando inicio a una institución que habría de apuntalar la historia de la ciudad. El primer presidente de la entidad, fue el Sr. José Puertas.
Previamente, el 25 de marzo del mismo año, la gran comunidad española había creado la Junta Promotora para la constitución de la Sociedad de Socorros Mutuos, la cual estaba presidida por Manuel D. Agueros, y cuyos objetivos eran: fomentar la ayuda recíproca entre sus miembros, prestar servicios funerarios, otorgar subsidios y préstamos, asistencia médica y farmacéutica, proveeduría, recreación y turismo, actividades culturales, proveer viviendas y establecer un fondo compensatorio para jubilaciones.
Los estatutos fueron redactados por Santiago Izurieta, Victorio Domínguez, José Puertas y Pascual Labairú. En el primer artículo leemos: “... tiene por objeto los fines que determinan este Estatuto y Reglamento. A saber: a) Prestar ayuda médico-farmacéutica y económica en caso de enfermedad. b) Otorgar subsidios para el caso de fallecimiento de asociados. c) Acordar apoyo financiero a sus asociados. d) Prestar cualquier otro servicio complementario de los enunciados en los incisos anteriores que tenga la naturaleza y característica de ayuda y protección recíproca (...) f) Establecer relaciones cordiales con otras sociedades hermanas o Instituciones similares.”.

 

Teatro Español.

La Sociedad, a lo largo de su más que centenaria trayectoria, le ha brindado gran relevancia a las actividades culturales, y en tal sentido, el Teatro Español ha ocupado un papel protagónico. Su inauguración se remonta a 1908; para tal acontecimiento se invita a la Compañía de teatro porteña dirigida por Vicente Abat para que ofreciera un espectáculo. Pocos años después, en 1926, un incendio habría de consumirlo en su totalidad, mientras se transmitía una película. Luego de la crisis de 1930, miembros de la colectividad española y muchos criollos, junto a la cooperación de toda la comunidad, emprenden la ardua tarea de reconstruir el Teatro, adaptándolo a las nuevas exigencias técnicas.

A partir de este momento, se lo alquiló para Cine-Teatro, y luego fue entregado a la Municipalidad que debía hacer uso de él “con fines culturales exclusivamente”, según nos recuerda la publicación realizada por la Sociedad con motivo de su centenario.

El Cine-Teatro se ha convertido en un lugar de encuentro no sólo de la colectividad española, sino de toda la comunidad, llevándose adelante actos culturales de diversa índole, desde proyección de películas y obras teatrales hasta prestigiosas cenas.

Asistencia médica.

La Sociedad de Socorros Mutuos de Adolfo Alsina, al igual que sus pares en el resto del país, se formó motivada por la necesidad que tenía la colectividad española de asistencia frente a la enfermedad y sus consecuencias, en una época donde no existían las obras sociales y la asistencia por parte del Estado era mínima, sobre todo en el interior del país. En tal sentido, se brindó asistencia médica estableciendo contratos con diferentes doctores, descuentos en las farmacias adheridas, traslado y cobertura en los Hospitales de San Martín y en el Español de Buenos Aires.

Actualmente, la Sociedad entrega en préstamo elementos de ortopedia como sillas de ruedas, muletas y bastones.

Por otro lado, más allá del Panteón Español, la Sociedad construye nichos en el cementerio de Carhué merced a un convenio con la Municipalidad, por el cual los asociados acceden a ellos con descuentos preferenciales.