Imprimir
EL 12 DE JULIO
 
110 AÑOS DE VIDA DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE SM DE GENERAL PICO
 
 
Fundada el 12 de julio de 1908. Como su carácter mutual lo indica, su principal finalidad era la atención de los socios en caso de enfermedad, o de circunstancias derivadas de la misma.

Los socios disponían de asistencia médica y de medicinas; y la asociación afrontaba los gastos que podían demandar las internaciones y, en caso necesario, las intervenciones quirúrgicas.

Al igual que su similar italiana, fue propietaria de un amplio "Prado", donde se celebraban periódicamente las populares romerías. Vendidos los terrenos del mismo se adquirió otra propiedad sobre la calle 15 entre 18 y 20. Allí estuvo el "Recreo Español", con local para fiestas y espectáculos, alquilándose para negocios las dependencias que lo circundaban.

La primera comisión directiva de esta institución estuvo presidida por el señor Pío Santos Ayerra, y los demás cargos se distribuían así: vicepresidente, señor Federico Herranz; secretario, señor Adolfo Cambra; prosecretario, señor Antonio Moscoso; tesorero, señor Narcíso lzú; protesorero, señor Mariano Viantola; vocales: señores Saturnino Moreno, Constantino Barberá, Alejo Vázquez, José Alomo y Salvador Bisbal.

 

LAS ROMERÍAS

Las romerías españolas que empezaron a realizarse a partir del 1908, duraban por lo general cuatro a cinco días.

El primer día se hacia una velada de gala, con artistas y músicos contratados especialmente en la Capital Federal para presentar obras dramáticas, conciertos, zarzuelas y cantos típicos.

Por la mañana una banda de música, unas veces con rondalla y gaita gallega y otras con estudiantinas, salía acompañada de autoridades de la sociedad española, a recorrer el pueblo.

La estudiantina partía por una calle y la gaita gallega por el otro. Se reunían los grupos a los que acompañaban vecinos y luego juntos visitaban los comercios (donde se les obsequiaban con refrigerios) y las casas de familias donde ejecutaban hermosas melodías e invitaban a todos los vecinos a las fiestas que comenzaban por la tarde.

Ya a las 17:00 hs. comenzaba el baile popular en el Prado Español hasta las 20:00 hs., sea por dar descanso a los músicos o un respiro a los bailarines, se interrumpía la fiesta hasta las 21,30 hs. en que se reanudaba con mayor animación todavía hasta las dos o tres de la madrugada, para seguir a la mañana siguiente con las comparsas por las calles, y así todos los días hasta finalizar la serie.

Por aquel entonces el Prado no era más que un baldío con tapial y un palco para músicos. No tenía las instalaciones que les dio el progreso más adelante. En el terreno de la asociación se elevaban tres, cuatro y hasta cinco carpas, donde se improvisaban las cantinas, los kioscos para juegos y el baile cuando la temperatura no permitía realizarlo al aire libre.