Imprimir

El sindicato CSIF amenaza con una huelga del personal laboral en el exterior los días previos a las elecciones generales

En protesta ante la insuficiente revisión del salario de los empleados de la Administración en el extranjero / Denuncian que el Gobierno ha congelado el sueldo a los trabajadores en Venezuela

 

España Exterior

 

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, amenaza con convocar una huelga del personal laboral en el exterior para el próximo mes de abril, en días previos a las elecciones generales, ante la revisión salarial de este colectivo que consideran “insuficiente” y un “absoluto desprecio” a este personal “que lleva más de 10 años sufriendo recortes”.

Además, desde CSIF denuncian en un comunicado que “el Gobierno ha decidido congelar de nuevo el sueldo a los empleados públicos de España en Venezuela, una medida inadmisible para unos trabajadores que afrontan su día a día en unas condiciones de especial peligrosidad”.

CSIF señala que la revisión salarial realizada por la Comisión Interministerial de Retribuciones (Cecir) -en una horquilla entre el 0,10 y el 2,5%- es insuficiente y afecta a más de 7.000 trabajadores laborales de organismos e instituciones públicas españolas repartidos por todo el mundo y “que sufren congelación salarial y recortes desde hace diez años”. Entre los afectados se encuentra el personal laboral de embajadas, consulados, la Aecid o el Instituto Cervantes.

Además de Venezuela, indican en el comunicado, la congelación salarial afecta también al personal laboral de países con escenarios económicos inciertos y tasas de inflación muy elevadas, como Nicaragua, Colombia, Argentina, Brasil, Rusia, Israel, Kuwait, Singapur, China, Túnez e India, entre otros.

CSIF destaca como ejemplo de la que consideran una “nefasta revisión salarial realizada por la CECIR”, la subida salarial del 1,90% en Australia, ya que se sigue manteniendo a los trabajadores laborales en el Consulado General de Sydney por debajo del salario mínimo interprofesional y España continúa incumpliendo las leyes laborales australianas.

Por todo ello, “exigimos que el Gobierno abra una negociación sobre las condiciones laborales y retributivas de estos empleados públicos de España en el exterior y que establezca la dotación de fondos necesaria para paliar los efectos de esta congelación salarial”, afirma el sindicato.

Según un informe elaborado por CSIF, en países como Venezuela los trabajadores registran una pérdida de su poder adquisitivo de un 50% (y una inflación de 1.863.000%), mientras que en Nicaragua llega al 38%; en Australia, al 23,5%; en Grecia, al 24%; en Noruega, al 21%; en Israel, al 19%; en Francia, al 13,6% o en Marruecos y Finlandia, al 12%.

Asimismo, consideran que los contratados laborales en el extranjero se encuentran en una situación de discriminación absoluta respecto al resto de empleados públicos. “Desde CSIF exigimos compromisos concretos para la revisión de sus salarios y que permitan una progresiva recuperación de la grave pérdida de poder adquisitivo”, afirma el sindicato.