PRIMERA ETAPA DE LA HISTORIA DEL CLUB ESPAÑOL DE TRES ARROYOS

 

CLUB ESPAÑOL DE TRES ARROYOS .... un punto de encuentro

 

El Club Español de Tres Arroyos, tal como lo conocemos, nace el 1 de Febrero de 1935, pero le antecede otra institución que sería la raíz de lo que a futuro llamaríamos Club.

Centro Español de Tres Arroyos

El 5 de septiembre de 1915, en la secretaría de la Sociedad Española de Socorros Mutuos de Tres Arroyos, se reúnen un grupo de españoles para la conformación de un círculo o centro social, con el carácter de recreativo y compuesto esencialmente de españoles e hijos de estos no nacidos en España, sin perjuicio de la admisión de otros socios argentinos o extranjeros. El mismo tendría además el objeto de estrechar más los lazos de confraternidad que los unía por sus orígenes.

En tal reunión se conforma la comisión encargada de llevar adelante el proceso de conformación:

Presidente Honorario: Don Carlos Pérez

Presidente: Don José Fernández y Fernández

Vicepresidente Primero: Don Manuel Pérez y Pérez

Vicepresidente Segundo: Don Ramón M. Castro

Secretario: Don Manuel Suárez

Pro-secretario: Don Manuel Suárez

Tesorero: Don Félix de Vera

Pro-tesorero: Don Celestino Díaz

Vocales: Don Manuel Ruiz, Don Marcos García, Don Lorenzo B. Alonso, Don Tomás Bilbao, Don Florencio Peón, Don Juan V Diz y Don Marcelino Alonso.

Por mayoría de votos se decide designarle el nombre de “Centro Español de Tres Arroyos” y obtiene su personería jurídica el 27 de Diciembre de 1915,-

“Podrán ser socios con la designación que respectivamente se les de en el reglamento social, los españoles, los hijos de estos no nacidos en España y los argentinos o de otras naciones, con residencia en la República”. Pero hacen una salvedad: …. “Tendrán derecho a voz y voto, y podrán ser elegidos para desempeñar cualquier cargo en la Comisión Directiva, solamente los españoles primeramente nombrados”.

En busca de una Sede

Este nuevo Centro, realizó sus primeras catorce reuniones en la secretaría de la Sociedad Española de Socorros Mutuos. Esta entidad les ofrecía para funcionar el primer piso de su futuro edificio. Hasta tanto esto suceda, la Comisión Directiva del Centro Español decide alquilar una casa, propiedad del Sr. Francisco Lepron, ubicada en calle 9 de Julio y Chacabuco …. “ en terreno de 25 mts x 50 mts , con todo lo existente y por la suma de 260 pesos moneda nacional” .

El día 23 de Diciembre de 1915 se lleva a cabo la última reunión de Comisión Directiva en la Secretaría de la Sociedad Española, el 27 de Diciembre del mismo año se le otorga su personería jurídica que lo conforma oficialmente como “Centro Español de Tres Arroyos”, y el 22 de Enero de 1916 realiza la primer reunión en la nueva sede alquilada de 9 de Julio y Chacabuco.

El 8 de Diciembre de 1917, inaugurado en nuevo edificio de la Sociedad Española de Socorros Mutuos, el Centro Español pasa a ocupar la planta alta del mismo, ubicado en Colon 252.

 

Federación Regional de Sociedades Españolas de Bahía Blanca: En Acta Nº268 Folio 57 del Libro Nº 2 de fecha 20 de abril de 1922, Expresa: Ante la convocatoria al congreso de Bahía Blanca se designa como delegado al Don Manuel Ruiz .

El 2 de Mayo de 1922 se celebra asamblea para conformar la Federación. La asamblea designó a los señores: Dr. Veres como presidente; Manuel Ruiz como vicepresidente y Andrés Moreno y Florentino Suárez como secretarios, para integrar la mesa directiva del Congreso. A las 21 hs. quedó clausurado el Congreso y de acuerdo a lo dispuesto por sus integrantes suscribieron el acta fundamental los señores: Luis Eizaguirre, Andrés Moreno, Eladio Bautista, Domingo Vázquez, Juan García Puig, Dr. Adrián M. Veres, Román Ledanes, Florentino Suárez, Peregrino Danza y Manuel Ruiz.

Perdida de la Personería Jurídica

El Centro Español de Tres Arroyos realiza, a lo largo de los años, actividades sociales y de recreación, tendientes a vincular a los españoles entre sí y generar espacios de ocio, hasta que el 17 de Octubre de 1930, el presidente del Centro Español recibe de la Intervención Nacional, una nota, fechada 14 de Octubre de 1930, donde se le anuncia que se le retira la Personería Jurídica otorgada en 1915.- A raíz de este acontecimiento se llevan a cabo diversas asambleas extraordinarias a fin de dar solución a este problema, y es en la del día 4 de Enero de 1931, bajo la presidencia de don José M. Pérez, donde se relatan los hechos que llevaron a tal situación: 

… “A raíz de una denuncia, la policía venida ex-profesa de La Plata allanó este local, sorprendiendo a varios socios y algunas personas extrañas al Centro in fraganti en contravención a las leyes de Juego. Tal hecho tuvo lugar en el mes de Noviembre de 1928. Motivado por ese allanamiento de la policía, el gobierno actual envió nota que dice así: “La Plata, Octubre de 1930. Señor Presidente de la Sociedad Centro Español Tres Arroyos. Comunico a Ud. que el Interventor Nacional por decreto dictado en la fecha, ha retirado la personería jurídica a la Sociedad que Ud. preside, que le había sido acordada el 27 de Diciembre del año 1915. Saluda a Ud. atentamente. Firmado: C. Zavalía 

Dicha asamblea, con 322 socios y amparada en el artículo 129 de su Reglamento, que indica no poder existir disolución con al menos diez socios activos que deseen su continuidad, decide que si bien carece de Personería Jurídica aún continua socialmente constituida, por tal motivo se niegan a la disolución de esta Sociedad.

El 30 de Enero de 1931 Don María Pérez renuncia y asume como presidente Don Narciso Arias. 

El Centro Español continúa funcionando y desarrollando una variada vida social y cultural, interviniendo y colaborando en el desarrollo de la Ciudad, pese a las dificultades económicas que comenzaban a aflorar en el País.

Es muy rica la información detallada en las actas de estos años, donde se puede observar las estrategias llevadas a cabo para reducir costos. Uno de los más elevados era el generado por la contratación de las orquestas para las tertulias, donde se llegaba a contar con hasta dos orquestas por evento. Es así que bajo la Presidencia de Don Narciso Arias, se refleja la decisión de comprar una Radio marca Philco, de nueve lámparas, en la suma de mil quinientos pesos a pagar en veinte meses, con el fin de amenizar las tertulias y reemplazar a las Orquestas. Permitiendo además escuchar las transmisiones de Conciertos, audiciones musicales y conferencias.

En la Asamblea General Ordinaria realizada el 20 de Septiembre de 1931, se plantea nuevamente la difícil situación financiera del Centro, que no es ajena a la que atraviesa el País todo. En dicha reunión se decide encomendar a los Sr. Narciso Arcas, Fernando Pérez Botella y Manuel Ruiz Ortiz para que se entrevisten con miembros de la Sociedad Española para tratar el tema de reducción de alquileres.

En Octubre del mismo año , se aprueba la emisión de bonos rescatables de cinco y diez pesos c/u. Estos serían colocados entre los socios para recuperar y afrontar el gran déficit que el Centro tiene. Al mismo tiempo, el Centro decide continuar organizando durante el verano de 1932, las tradicionales Romerías en el Prado Español, juntamente con la Comisión de Damas Pro- asilo de Ancianos. Las mismas se realizaron, con total éxito, los días 5,6,7,8, 12 y 13 de Marzo de 1932. En el mismo sentido , se inicia una campaña de socios, comenzando por convocar a ex socios que por distintos motivos habían solicitado su baja.-

Otra acción llevada a cabo para generar más participación de los socios , fue la creación de una Comisión Auxiliar integrada por Socios Solteros, responsables de colaborar con la C.D. en la organización de Eventos, tertulias , Kermeses y las Romerías.

Por referencias y gestiones del Sr. Sebastián Bracco, el Centro Español contaba con el asesoramiento gratuito de Abogado Capitalino Don Cesar Ameghino, a quien se le encomendó la tarea de recuperación de la Personería Jurídica.

En la Asamblea General Ordinaria del 25 de Septiembre de 1932, el socio Gervasio Carrera solicita se le informe sobre el estado del trámite de recuperación de la Personería Jurídica. El Sr. Presidente informa que el gestor contratado para tal fin, Don Cesar Ameghino, solicitaba el pago de $300 reintegrables al momento de obtener la Personería, que la situación económica del Centro imposibilitó dicho pago, por lo que el trámite se encuentra paralizado. La Asamblea aprueba y ordena a la Comisión Directiva se abone dicho importe , aún a costa de suspender otros pagos.

DIFERENCIAS POLÍTICAS.-

En Octubre de 1933 el Centro Español es invitado por el Centro Republicano Español de Tres Arroyos, a hacer acto de presencia en velada a realizarse en el Teatro Español, en conmemoración de las festividades del día de la Raza, y exponiendo en la misma nota que la velada estaría exenta de todo carácter político, parece que la cosa no se cumplió: y según actas (…) Pide la palabra Don Gervasio Carrera manifestando su desagrado por el discurso pronunciado por el presidente del Centro Republicano Español, ya que el argumento del mismo, difiere en absoluto con la nota de la invitación considerándolo mas político que conmemorativo del día de la raza. Toda la C.D del Centro coincide en esta opinión por lo que se envía nota al Centro Republicano Español informando que no aceptaran en lo sucesivo, ninguna invitación hecha por aquella para concurrir a actos similares.

El Centro Republicano mantenía reuniones en la biblioteca del Centro. Estos hechos enunciados, motivaron a la suspensión de dicha autorización por lo que se le niega a dicho Centro Republicano poder continuar reuniéndose en esta sede.

Se acerca el final

Transcurrió mas de un año de gestiones varias y respuestas a requisitorias sin obtener resultados positivos, se plantea“las dificultades para obtener la Personería Jurídica, y la lentitud del proceso, cuya demora en sus despacho ha perjudicado a la Institución al verse privados por esta causa de los derechos civiles que le corresponden para tener completa libertad de acción en todos sus actos sociales” por lo que se dispone una comisión para entrevistarse con el Sr. Sebastián Bracco y solicitarle un amplio informe del proceso de tramitación realizado por su contacto, Don Cesar Ameghino. Para palear la situación, el Centro cede el uso de la Secretaria a cambio de mayor rebaja en los alquileres por parte de la Sociedad Española.-

Finalmente en Diciembre de 1934 bajo la presidencia del Sr. Fernando Pérez Botella se decide la disolución del Centro Español, debido a la situación económica y financiera difícil de revertir y con importantes deudas.- 

“Sesión Ordinaria Celebrada el día 2 Dbre de 1934 – Preside el titular Doctor Fernando Pérez Botella. En la Ciudad de Tres Arroyos a los dos días del mes de Diciembre de 1934, reunidos en comisión los señores que al margen se expresan, previa firma de cada uno en el libro de asistencia, el Señor Presidente declara abierta la sesión dándose primeramente a la lectura del acta anterior las que se aprueba sin observación. Informe de la Presidencia, El Señor Presidente manifiesta que el objeto primordial de esta reunión es motivado por la situación precaria porque atraviesa la Institución cuta deuda va en ascenso y hace una reseña de la disminución que se observa desde hace un año en los ingresos; y que cada día se viene acentuando creando así una situación insostenible por cuyas causas considera difícil la continuación del Centro y en consecuencia propone a esta C.D. la disolución del mismo lo que después de haber discutido y estudiado ampliamente, se resuelve la disolución del Centro Español de Tres Arroyos y debiendo dar cumplimiento a lo que establecen los art. 129 y 130 de nuestros Estatutos , hacer las publicaciones que indica este último durante treinta días hábiles en dos de los diarios locales y que se iniciaran el día 4 del corriente en los diarios La Comuna y La Voz del Pueblo.- No habiendo mas asuntos que tratar se levanta la sesión siendo las 24 horas y 30 minutos”

DISOLUCIÓN ... El día llegó

Asamblea General Extraordinaria Celebrada el 20 de Enero de 1935.

Preside el titular Doctor Fernando Pérez Botella; En la Ciudad de Tres Arroyos a los veinte días del mes de Enero de 1935 reunidos en Asamblea General Extraordinaria los Señores que firman la presenta acta como también el libro de asistencia, El Señor Presidente informa que habiendo resuelto en principio la C.D. de esta Institución la disolución de la misma, por la difícil situación económica porque atraviesa, se ha dado cumplimiento a lo que establecen los art. 129 y 130 en nuestros estatutos , y en consecuencia , corresponde a esta Asamblea resolver en definitiva sobre la disolución del Centro; Dicho el informe del Presidente y encontrando los asambleístas ampliamente justificado las causas que le motivan se resuelve por unanimidad disolver este Centro Español de Tres Arroyos. Puesto en conocimiento de los asambleístas que existe una deuda por concepto de alquileres con la Sociedad Española de S.M. que el 21 de Diciembre de 1934 asciende a la suma de Tres Mil Setecientos Ochenta pesos m/n ; Corresponde nombrar una comisión liquidadora que propondrá a la Sociedad Española de S.M. La entrega de todos los Muebles y Útiles y Biblioteca pertenecientes a este Centro en pago de la mencionada deuda; Se nombran componentes de esta Comisión Liquidadora a los Señores Don Fernando Pérez Botella, Luciano Rascón, Jaime Far y Diego Díaz y se les faculta para recibir y pagar las demás cuentas pendientes de y con este Centro, cuyo sobrante si lo hubiere, serán donados a la Sociedad Española de S.M.

 

El 20 de Enero de 1935, el mismo día que se disuelve el Centro Español de Tres Arroyos, reunidos en el local que la Sociedad Española poseía en Colon 252, un grupo de españoles funda el Club Español de Tres Arroyos.- Fijando dicho domicilio como el de su sede social.- 

La Asamblea para aprobar los estatutos y designar una Comisión Directiva se realizó el 3 de Febrero de 1935. Y el día 8, del mismo mes y año, asume la primera Comisión Directiva:

Presidente: Don Gervasio Carrera

Vicepresidente Primero: Don Diego Díaz

Vicepresidente Segundo: Don Manuel Ruiz Ortiz

Secretario: Don Contastino Domínguez

Prosecretario: Don Adolfo Juárez Miguel

Tesorero: Miguel de Andrés

Pro tesorero: Aureliano Pérez

Vocales: Pedro Costas , Ángel Pérez Echegoyen, Marcelino Latorre, Urbano Hernández, Francisco Río, Joaquín Vives, Juan Meliton.- 

En su Acta Nº 12,  a folio 31 de fecha 23 de Mayo de 1935, refleja:“El Sr. Secretario de C.D. da lectura a la nota recibida del Ministerio de Gobierno de la Prov. de Bs. As. en la que nos comunican que le Poder Ejecutivo por resolución dictada con fecha 8 del actual, ha resulto aprobar los estatutos de este club, reconociéndole a la vez en el carácter de Persona Jurídica” .

RECUPERANDO BIENES

En Junio de 1935, y habiendo recaudado sus primeros fondos, el Club Español adquiere todo el mobiliario y la biblioteca Cervantes que pertenecieran al extinguido Centro Español, y que habían sido entregados a la Sociedad Española de S. M. como parte de pago de la deuda por alquileres que el Centro tenía. En Agosto de ese año, finalmente el Club Español toma posesión de dichos bienes.

CORRIDAS DE TOROS ...EN TRES ARROYOS?

Ante la necesidad de comenzar a organizar eventos festivos para “dar cumplimiento a la parte recreativa de los estatutos”, se decide convocar a los jóvenes socios de la Institución para que junto a la C. D. se organicen para realizar los festivales..Una de las primeras propuestas que se plantea es la organización de los festivales Taurinos. A tal fin se solicita información a la Sociedad Española de Mar del Plata quien venía realizando dicha actividad.

Se decide conformar una comisión de análisis, y se delega la función a Don Gervasio Carrera y a Don Miguel de Andrés, quienes se trasladan a Mar del Plata y se reúnen con empresarios Marplatenses.- Mientras tanto, la Comisión Directiva solicita al Club Costa Sud el campo de Football para realizar el festival, pero el mismo se encontraba arrendado al club Colegiales.- A todo esto, el Municipio autorizaba y acompañaba tal espectáculo.-Se inician las acciones para adquirir toros en establecimientos locales, pero luego de una recorrida por los mismo se concluye en que los toros de la zona no son aptos para las fiesta taurinas. Finalmente se toma la decisión de suspender la idea de realizar la fiesta taurina, dado la demora en conseguir la autorización, toros y toreros, y la fecha en la que se encuentran, creyendo conveniente retomar más cerca de un próximo verano.- 

PRIMERAS ACCIONES

En tanto se gestionaba los trámites para el festival taurino, y siempre pensando en cumplir con sus objetivos fundacionales, la Comisión Directiva realizó una importante reunión de socios para formar la “Comisión de Romerías Españolas”. Las mismas se realizarían en el Prado Español, propiedad de la Sociedad Española de Socorros Mutuos. Dichas Romerías se organizaban a beneficio del Club y del Hospital Pirovano de nuestra ciudad. La Sociedad Española se negó a ceder gratuitamente el predio, por lo que se acordó un canon por alquiler. Se decide llevarlas a cabo del 1 al 20 de Febrero.- Las romerías fueron un éxito y a partir de ese momento pasarían a ser actividades de todos los años.- 

Ante las reiteradas solicitudes del Salón de Fiestas por distintas entidades de la ciudad , el club resuelve no cobrar alquileres a las fiestas que sean por fines benéficos, siempre que se permita la entrada gratuita a los socios del club. 

DOS MEDIDORES... DOS TELÉFONOS

En Marzo de 1936, en Asamblea General se plante un tema anecdótico que refleja la realidad de la Ciudad De Tres Arroyos , Dice: “a continuación la C.D. por intermedio de su presidente, somete a resolución de la Asamblea una nota de la compañía Luz Eléctrica de Tres Arroyos, en la que solicita se le autorice a la instalación de su medidor y que esta Institución tome del mismo la mitad de la corriente eléctrica que consume” (…) “por mayoría se decide que el Club continúe consumiendo corriente de la Cooperativa Eléctrica” continuando con un solo medidor. En principio la mayoría de los socios del club eran socios de la Cooperativa Eléctrica, y por otra parte dicha cooperativa impedida, según sus estatutos, compartir medidores en un mismo domicilio.-

Por el año 1937, en abril, refleja en sus actas que el Club Español contaba con el servicio de Teléfono que proveía la “Compañía de Teléfono La Tresarroyense” mientras que la sociedad Española contaba con el servicio de la Unión Telefónica, debido a los aumentos de tarifas la Comisión del Club decide proponer a la Sociedad Española, dar de baja el servicio y compartir el equipo que la Sociedad tenia en la Secretaria, instalándolo en el hall, y de esa manera usar uno solo y pagar a medias.-

GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. Repercusiones en Tres Arroyos

En Julio de 1936 se inicia la Guerra Civil Española, por tal motivo comienzan en Argentina las campañas de ayudas económicas para refugiados, huérfanos y heridos. En Octubre de 1936 se recibe nota“del Centro Republicano Español de Capital Federal, en la que solicita la cooperación de esta C.D. a objeto de reunir fondos para poder prestar ayuda a los combatientes y huérfanos de la guerra Civil Española, resolviéndose contestar a dicha Institución la imposibilidad de prestar nuestra cooperación por estar abocados con el mismo compromiso y con anterioridad a estos, en combinación con la Sociedad Española de S. M. de esta Ciudad“.- Igual Respuesta se da al Comité Femenino Pro- Niños de España.

Pero, a nivel local, los verdaderos conflictos llegarían mas tarde, cuando en Julio de 1937 se recibe nota por parte del Consulado de España en Bahía Blanca en la que “solicita la adhesión del club condenando la intervención extranjera en la guerra civil Española” Continua diciendo el acta: “Esta nota dio origen a una discusión entre los asistentes por la divergencias de ideas que existe entre ambos exponiendo algunos que el espíritu de la mencionado nota no es imparcial y tratándose de una Institución apolítica, dicha adhesión podría provocar divergencias entre los socios” Puesto a consideración, ganó por mayoría la idea de No adherir.- Esta situación generó tensión en los miembros de la C. D. Las pasiones por las diferentes posiciones políticas de cada uno de ellos ,les llevo a involucrarlas en la Institución, quien no pudo evitar sufrir las consecuencias. La Guerra civil Española desarrollada entre los años 1936 y 1939 dividían a la masa societaria en cuanto a qué posición debía tomar el club frente a estos hechos, y su rol de Institución apolítica.

En el mes de Noviembre de 1937 se deja sentado en actas la renuncia de más de 10 socios, entre los que se encuentra el Sr. Presidente don Gervasio Carrera. Asumiendo el cargo el Vicepresidente Primero Don Diego Díaz. - En los meses sucesivos, más socios presentan su renuncia, por lo que se mantuvieron reiteradas reuniones con los mismo para tratar de encontrar la manera de hacerlos desistir de esa decisión. Finalmente y ante la negativa de los mismos, se dan por aceptadas todas las renuncias.

El conflicto y las diferencias se acentúan, en los meses sucesivos y ya asumido como presidente en 1939, Don Pedro Costa, El Club Español no realizó actividades recreativas y solo se registran eventos en el Salón por parte de distintas instituciones de la ciudad, en la que se pueden observar: Club Atlético Costa Sud – Club Recreativo Independencia – Centro Cultural José M. Estrada – Club Atlético Juventud Agraria – Sociedad Empleados de Comercio y Comisión de Fomento Escuela Nº 21 entre otros.

HA LLEGADO EL MOMENTO...

Ya finalizada la Guerra, en Septiembre de 1939 se registra un llamado de la C. D. a todos los españoles de Tres Arroyos.

… “Esta Comisión Directiva contemplando la disminución de socios que desde hace dos años se viene produciendo, y que por cuyo motivo se entorpece mas la marcha administrativa de la Institución, considerando que ha llegado el momento de que muchas de las causas que han originado tal deserción han desaparecido, después de un cambio de ideas resuelve hacer una llamado a los españoles radicados en esta Ciudad, por medio de una circular que se mandará por correo a cada uno y cuyo texto dice lo siguiente: A todos los Españoles: La C.D. del Club Español ha contemplado con verdadero pesar, que por una u otro causa, un número considerable de Españoles se han retirado de la Institución, motivando que ésta se desenvolviera con dificultad; pero considerando inoportuno el momento para intentar evitar que se retiraran los que así lo deseaban, afrontó serenamente el problema esperando un momento mas propicio para gestionar la unión de todos los Españoles en un Institución que represente la importancia de la colectividad de la zona. Ha llegado ese momento. Desaparecidas las causas que motivaron aquel alejamiento, la Comisión Directiva hace este llamado a todos los Españoles que actualmente no son asociado y declara; Que particularmente, cada uno de sus miembros no se consideran más obligados que el resto de los Españoles para asumir la representación de la colectividad en una Institución que debe interesarnos a todos por igual, pues siendo apolítica, deba llevar las funciones para las que fue creada, confraternidad, social, cultural, recreativa, y exponente de nuestros deseo de unir bajo una agrupación que nos honre y honre también a España; Invitamos pues, a todos los Españoles a asociarse al Club Español, considerando que es un deber sostener una entidad formada con su Personería Jurídica, que dispone de un considerable capital en muebles útiles, fundada en otros tiempos por otros compatriotas nuestros inspirados por el mismo deseo que nos guía al hacer este llamado. Si tuviese el éxito que deseamos y esperamos, y fuera la permanencia en sus cargos de la actual Comisión Directiva, un obstáculo para el cordial desenvolvimiento de la Institución, ofrecemos desde ya nuestra renuncia colectiva para el momento que por Estatuto sea posible proceder a una elección entre los socios actuales y lo que ingresen; los que permaneceremos en la Institución, no podemos cargar con la responsabilidad de que desaparece o tome otra orientación, que no lleve la finalidad para la que fue creada. Estamos a tiempo, podemos y debemos evitarlo. Con el fin indicado, le invitamos cordialmente a concurrir a la Asamblea que se efectuará en nuestros salones, el día 23 del corriente, a las 15 y 30 hs; y no habiendo mas asuntos que tratar se levanta la sesión, siendo las 24 hs.- Firma: Echegoyen – Pedro Costa.-

La convocatoria no tuvo el éxito esperado, o por lo menos no en el tiempo que estimaban. Pasaron varios meses, y varios socios comenzaron a sumarse nuevamente, esto motivo a los miembros de la C. D. a volver a trabajar en la organización de algún festejo, ya que hacia cuatro años que el club no organizaba nada.

Volviendo al Ruedo

A fines de 1940, la Comisión Directiva deciden conformar las comisiones para la organización de fiestas para los próximos carnavales .. .“Realizar seis bailes de carnaval y tres matinee infantiles” y en actas de Febrero de 1941 aclara“corresponde nombrar las subcomisiones correspondientes para iniciar los arreglos y reparación del Prado Español, Solicitase presupuestos de alumbrado y todo lo concerniente a la organización de los bailes que han de celebrarse en el salón”. A tal fin se solicita la concesión del Prado para celebrar dichas Verbenas y se aprueba comprar una partida de gallardete para la ornamentación del Prado (…) de 800 cajas de bombones y 10 kilos de caramelos de varias firmas, y la impresión de 1000 entradas para el prado y 300 para el Salón Social (… ) 

De esta forma el Club Español de Tres Arroyos, volvía a celebrar sus grandes veladas en el Prado y en su sede social. Pudiendo cumplir con el objetivo de recreación que sus estatutos le demandaban.

No por esto dejo de atravesar crisis, por lo general económicas.. tal es así que en el acta 108 de Septiembre de 1941 refleja el reclamo por parte de la Sociedad Española por alquileres adeudados. Por tal motivo el Club convoca a Asamblea extraordinaria que autorice la transferencia de parte importante de sus bienes muebles a la Sociedad Española como parte de pago. -

La Asamblea Extraordinaria del 19 de octubre de 1941 – Bajo la presidencia de Don Pedro Costa aprueba transferir todos los bienes que el club posee como garantía de futuro pago de los alquileres, dejando expresado en una clausura que si el club cumpliera con el plazo establecido, todos los bienes retornarían a su poder, caso contrario deberá devolver las llaves de la sede y todos los bienes pasarían a ser propiedad definitivamente de la Sociedad Española.- 

En marzo de 1942, en asamblea general ordinaria asume como presidente Don Mariano Liébana, siendo su vicepresidente Don Gervasio Carrera.

Esta nueva comisión realiza las gestiones ante la Sociedad Española para lograr la quita del 50% de la deuda mantenida por alquileres y una rebaja en los costos de los mismos para poder continuar funcionando, dada la crisis que el Club atravesaba. 

Acta Nº 121 del 30 de Septiembre de 1942 – Refleja“Solicitud de Adhesión. Se da lectura a nota recibida del Centro Democrático Español de esta ciudad, por la que solicita la adhesión de este Club a la conmemoración del 132 aniversario de la Independencia Mejicana, resolviendo contestarles la imposibilidad de poder adherirse al acto mencionado por considerarlo incompatible con nuestros estatutos”. 

Durante los meses sucesivos e incluso hasta Marzo de 1943 siendo presidente Miguel de Andrés, el número de socios no alcanzaba a cubrir los gastos de funcionamiento, por tal motivo se continuaba con la campaña de inscripción de socios.

No es esta la etapa donde el Club desarrolla intensamente su vida cultural, por el contrario es la etapa donde las posiciones políticas frente a la situación de España hacen dividir a la masa societaria. En este proceso de la vida institucional, es el Club un lugar donde se observan y debaten situaciones más políticas que sociales, pero que obligaba la actualidad del momento.

Por eso , por ejemplo, podemos observar en actas de abril de 1943- Bajo la presidencia de Miguel de Andrés, que se realiza una asamblea extraordinaria para tratar el tema de celebración del “2 de Mayo” . El Levantamiento del Dos de Mayo, sucedido en 1808, es el nombre por el que se conocen los hechos acontecidos en aquel año en Madrid (España), producidos por la protesta popular ante la situación de incertidumbre política derivada tras el Motín de Aranjuez. Posteriormente a que se reprimiera la protesta por las fuerzas napoleónicas presentes en la ciudad, por todo el país se extendió una ola de proclamas de indignación y llamamientos públicos a la insurrección armada que desembocarían en la Guerra de Independencia Española. Celebrar fechas patrias para fortalecer el sentimiento Español y unir a la colectividad hispana. De dicha fiesta participa el Club Español de Mar del Plata, quien presento su cuerpos artísticos con notable éxito. 

Este mismo año, el Poder Ejecutivo Provincial , por decreto Nº 9658 obliga a la modificación de los estatutos, respecto a las condiciones para ser socio y formar parte de la C.D. de las Instituciones. En esta caso, el Club debe adecuar su estatuto e incorporar la posibilidad de que los Argentinos hijos de españoles puedan ser socios activos y ocupar cargos en C.D. a excepción de los cargos de Presidente, Vicepresidente 1º y vicepresidente 2º – y manteniendo como mínimo las dos terceras partes de españoles. E incorporar como socios Adherentes a Argentinos que no sean hijos de españoles. 

En Abril de 1945, el Club decide subalquilar el salón de Fiestas al Club Huracán de Tres Arroyos, y de esta manera obtener fondos para funcionar, aún perdiendo el espacio para realizar eventos propios.- Tal transacción no fue posible de realizar dado la calidad de Inquilino del Club no pudiendo subalquilar por contrato. 

Pese a la crisis que atravesaba y a la dificultad para poder afrontar los alquileres, el Club Español no dejaba de cumplir su rol solidario ante Instituciones locales. En Acta Nº 164 del 31 de Agosto de 1945 dice: (…) Así mismo se da lectura a nota recibida del Rotary Club Tres Arroyos, por la que solicitan el salón de actos para realizar un ciclo de disertaciones de carácter profesional dedicado a los alumnos del Colegio Nacional, manifestando el Señor Presidente que después de consultar con algunos miembros de esta Directiva y cambiar ideas al respecto, resolvieron conceder el salón para los días solicitados, libre de todo gasto, entendiendo que dichos actos contribuyen a fomentar la cultura entre la juventud y se encuadran perfectamente en nuestros Estatutos (…). 

En Abril de 1946 – bajo la Presidencia de don Gervasio Carrera, el Club Español alquila el Salón de Actos a la Sociedad Cultural “Amigos de la Música” para que realicen sus ensayos y sus presentaciones, dejando expresamente la posibilidad de que el Club disponga, cuando ellos no lo precisen, para poder realizar algún evento. El ingreso por dicho alquiler permitiría al Club afrontar parte de la deuda que mantenía con la Sociedad Española.-

En Junio de 1946 – Se recibe solicitud de alquiler del Salón de Actos por parte del Club Atlético Boca Junior de esta Ciudad. Se forma una comisión para reunirse con la Sociedad Amigos de la Música con el fin de tratar de organizar la manera de compartir el Salón, y de esta manera obtener ingreso por dos alquileres, dejando expresamente que solo se permitirán eventos culturales.

SOCIO DAMA... El rol de la Mujer

En Marzo de 1950, bajo la Presidencia de Don José R. Garza se escribe en actas (…) Toma la palabra el Señor Presidente y manifiesta que uno de los puntos que figuran en el plan de reorganización proyectado por esta C.D. la constituye la ampliación en la admisión de Socios Damas considerando el realce que significa para la faz cultural de la Institución. Se produce un cambio de ideas al respecto aprobándose la moción del Señor Presidente resolviéndose la admisión de socias, estableciendo la cuota mensual de un peso moneda nacional (…). 

Esta reforma en la admisión de socios, sumado a la nueva campaña de conscripción, el Club Español logra incrementar de manera efectiva su masa societaria. Mes a Mes comienzan a inscribirse como socios nuevos españoles y descendientes de estos.

El Club comienza poco a poco a posicionarse nuevamente con la fuerza que lo viera nacer. Fueron años de mucha lucha por mantenerse, y ahora comienzan a ver los frutos de ese trabajo.

En Junio de 1950 el Club comienza una serie de obras importantes en la sede de Colon 252. Pintura, cortinados, cambio de vidrios, y plantea la necesidad de reformar con arcadas que unan los distintos ambientes para garantizar un mejor estar a los socios que transitan.

Al mes siguiente la Institución vende los Tres billares de su propiedad, dado que ya no se usaban como antes. -

Por estos años Tres Arroyos contaba con tres instituciones españolas funcionando: El Club Español. La sociedad de Socorros Mutuos y el Centro Democrático Español. - 

1950 y el comienzo de la verdadera vida cultural que marcará historia en Tres Arroyos ,,, pero eso ,,, eso es para otra Historia.-