LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE LAPRIDA PARTICIPÓ DE LOS ACTOS POR EL DÍA DEL INMIGRANTE

 

El 04 de septiembre, día del Inmigrante, se celebró el tradicional acto en la plaza del barrio Los Robles de la ciudad de Laprida.

Hubo momentos emotivos pero también muy divertidos.

La pequeña representante de la Colectividad Libanesa dio muestras de sus habilidades para danzar. Y las colectividades hablaron sobre sus juegos típicos, desafiando al público presente para que juegue. La gente se animó, pudo jugar, compartir, reír, y el momento fue cálido y festivo. La Rayuela, la Payana y la Sokatira pusieron el final ideal.

En el acto del Día del Inmigrante, el discurso estuvo a cargo de Gerardo Méndez, presidente de la Asociación Española de S.M. de Laprida.
Compartimos con ustedes sus palabras, que emocionaron al público presente:
"Hace unos años también me tocó hablar en este acto, y esta vez me tomó de sorpresa, porque lo primero que vino a mi mente fue aquella vez que conté la historia de Juan, un inmigrante".
"Y ahora qué puedo decir yo, me preguntaba? Otra vez contar otra historia? Pero entonces, recordé a Manuel y me dije a mí mismo: por qué no contar otra historia, esta vez la de Manuel? Si al fin y al cabo de cuentos y de historias están hechas nuestras vidas".
"Manuel vino de pequeño, como tantos otros, como casi todos. Escondido en un barco que no terminaba nunca de llegar. Un viaje eterno cargado de dificultades. Frío, hambre, miedo, hasta que finalmente llegó a la Argentina, la tierra de la promesa. Lo esperaban, si otros lo esperaban, aunque todavía yo no logro entender cómo se encontraron y cómo se comunicaron en aquellos tiempos donde sólo las cartas llegaban de tanto en tanto, y no todas alcanzaban su destino".
"La cuestión es que Manuel pudo llegar y pudo encontrarse".
"El camino en esta tierra tampoco fue fácil, sin embargo trabajó, formó una familia y según dijo, fue feliz. Un nieto le preguntó un día. “Abuelo volverías a España?”. Manuel pensó un momento y respondió: “Ya no estará el naranjo aquel”. Esa respuesta fue rotunda, no volvería más, porque creía que ya nada encontraría".
"Así fue como entendimos por qué en su patio había un naranjo, que, aunque no diera buenos frutos en esta zona del mundo, él lo cuidaba como quien cuida un tesoro; pasaba horas contemplándolo mientras crecía. Las últimas tardes, serenas ya, elegía estar cerca del naranjo para esperar la caída del sol."
"Pasaron años, y generaciones, y un bisnieto de Manuel, buscando las mismas ilusiones que él, partió rumbo Barcelona. Le va bien, está muy bien, y dice que es feliz".
"Y su padre, de tanto en tanto se anima, y le pregunta, hijo volverás algún día? Y el joven le dice: vuelvo siempre padre, cada vez que veo un naranjo acá en España, cierro los ojos, y vuelvo a mi tierra".
"Así es: de historias estamos hechos… Todos somos un poco migrantes, por los que vinieron, por los que llegan y por los que se van. FELIZ DÍA PARA TODOS."
La entidad española de Laprida, participó con sus banderas de ceremonias.
 
 
 
 
 
 
  • banderas-2.gif
  • banderas-3.gif

Quien esta en linea?

Hay 144 invitados y ningún miembro en línea

PUESTA EN MARCHA COMPUMONTE HOSTING

 RapidSSL Digital Certificate